www.elllobregat.com
Sudor solidario para las rosas de Sant Feliu y el patrimonio de la Vall del Llor
Ampliar

Sudor solidario para las rosas de Sant Feliu y el patrimonio de la Vall del Llor

jueves 03 de junio de 2021, 17:44h
La dirección general de Joventut de la Generalitat organiza dos campos de trabajo estival en sendos enclaves del Baix Llobregat. Los 32 jóvenes de entre 14 y 17 años conocerán de primera mano la naturaleza urbana, la cultura y el cuidado de una finca agrícola

Se buscan jóvenes amantes de la naturaleza, dispuestos a implicarse en la transformación del Baix Llobregat y con ganas de descubrir y de conocer por qué la rosa es la flor emblemática de Sant Feliu de Llobregat y en qué consiste el legado natural y cultural de la vall de Llor, cómo es el parque agrícola del Llobregat o los secretos de la sierra de Collserola. Se buscan chicos de 14 a 17 años a los que les entusiasmen los espacios verdes, el desarrollo sostenible, la revalorización del saber popular, la música, el patrimonio arquitectónico. Se ofrece trabajo durante quince días sin salario ni cotización a la seguridad social pero con algo mucho más enriquecedor: disfrutar del verano, conocer gente nueva, trabajar en equipo y, sobre todo, aportar un granito de arena a la sociedad del futuro.

Se llaman “Natura y patrimoni a la Vall del Llor” (Sant Boi) y “La natura urbana al Baix Llobregat”(Sant Feliu) y así de bien se venden los dos campos de trabajo que la direcció general de Joventut de la Generalitat de Catalunya va a desarrollar este verano en la comarca. Las dos propuestas -la de naturaleza urbana inédita- pretenden acercar a los 32 jóvenes participantes, de entre 14 y 17 años, la realidad del patrimonio medioambiental y cultural del territorio y abrirles una puerta al mundo adulto, en el que siempre tendrán que mejorar las cosas con el sudor de su frente.

Los voluntarios inscritos en el campo de la Vall del Llor participarán directamente en la gestión agroforestal del entorno y ampliarán los recursos del Aula de Natura de Can Palós, una masía construida entre finales del siglo XVII y principios del XVIII y que funciona como un escaparate del bosque mediterráneo y la agricultura de montaña. La tarea principal del equipo de jóvenes será dar vida a “un parque de sensaciones en el que se podrá interaccionar con la naturaleza con los cinco sentidos”, explican desde Joventut.

El parque sensitivo está formado por tres circuitos: el del tacto (que ofrecerá una gama de las texturas del valle en cápsulas), el de los olores (un jardín de plantas aromáticas) y el de los sonidos (con un xilófono gigante hecho con ramas de diferentes medidas). La ruta finaliza en un área de reposo en la que se plantarán los sauces que pronto darán sombra a los excursionistas.

Durante las tareas de habilitación del parque sensitivo, el equipo de trabajo descubrirá “la técnica constructiva de la piedra en seco, que está declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO”, destacan desde Joventut, gracias a la colaboración de voluntarios externos de asociaciones especializadas en la recuperación del patrimonio.

El mayor atractivo del otro campo de trabajo, el de Sant Feliu, es que conectará a los jóvenes que participen con el principal símbolo de la ciudad: las rosas. Los inscritos en la actividad de la Generalitat descubrirán que el peso de esta flor en la historia de la ciudad es tan grande que durante la fallida Segunda República el municipio se denominó oficialmente Roses del Llobregat.

Los voluntarios se encargarán de los trabajos de mantenimiento, desbroce y adecuación de las diferentes rosaledas del municipio, incluido el Roserar de Dot i Camprubí, la gran joya de la jardinería local con 3.000 rosales y más de 400 variedades diferentes de rosas. El espacio recuerda a los dos grandes floricultores de la ciudad, que fueron capaces de crear sus propias variedades de rosales: Pere Dot, (el roserista más universal de todos) y Cebrià Camprubí..

Además, los jóvenes que trabajen en la capital del Baix Llobregat también “conocerán e intervendrán “en un espacio urbano que convive entre el parque natural de Collserola y el parque agrícola del Llobregat, un entorno urbano en mitad de la naturaleza”, destacan desde la dirección general de Joventut. Y de paso, se implicarán “en la actividad cultural de una ciudad con una gran tradición de músicos”, añaden las mismas fuentes. III

La región metropolitana oferta 138 plazas en “espacios seguros” de seis municipios diferentes
Después de que el verano pasado solo se pudiera realizar el campo de trabajo de Olivella (Garraf), uno de los históricos del programa de la dirección general de Joventut de la Generalitat, en 2021 vuelve la actividad a pleno rendimiento, La región metropolitana oferta 138 plazas repartidas en seis enclaves del Baix Llobregat, el Vallès Occidental y el Alt Penedès. En toda Cataluña, se ponen a disposición de los jóvenes de entre 14 y 29 años más de un millar de plazas en 61 propuestas. Desde Joventut se insiste en que los campos son “espacios seguros” y que el fin del estado de alarma ha despertado un gran interés por participar. Las actividades duran 15 días en los que se trabaja voluntariamente en proyectos de mejora medioambiental, acción social, recuperación del patrimonio arquitectónico o intercambio cultural.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios

Portada | | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
Comunicación Metrobcn, S.L. :: Redacció: Raurich, 62 (08830) Sant Boi de Llobregat
Contacto