www.elllobregat.com
Bellvitge, de hospital de referencia a campus pionero en investigación
Ampliar

Bellvitge, de hospital de referencia a campus pionero en investigación

José Barbero Sáez

viernes 04 de marzo de 2022, 20:00h

Han pasado cincuenta años desde que el Hospital Universitario de Bellvitge abriese sus puertas como hospital de referencia para la población de una Barcelona cada vez más creciente y desde entonces su fama y reputación han crecido hasta convertirlo en un hospital pionero en el estudio de enfermedades como el cáncer

Su gerente, la Dra. Montserrat Figuerola, señala que el centro “destaca por su experiencia en oncología - actividad que comparte con el Instituto Catalán de Oncología-, especialmente en cuanto a servicios diagnósticos y quirúrgicos”.

De la Residencia Príncipes de España al Hospital de Bellvitge

El proyecto se inició en los años 60 como respuesta a la necesidad de aumentar la cobertura asistencial sanitaria en Barcelona y el resto del Área Metropolitana. “El Hospital de Bellvitge nació con la vocación de ser un centro de referencia de la Seguridad Social para un área en la que había aumentado el número de habitantes por la inmigración que llegó en 1960”, recuerda la Dra. Figuerola.

Su edificación comenzó a mediados de 1970, a cargo de la empresa Dragados y Construcciones, y no estuvo exenta de problemas. Las condiciones de los empleados encargados de levantar el complejo sanitario, con jornadas laborales de más de diez horas diarias y salarios muy precarios, fueron motivo de huelgas y conflictos entre trabajadores y empresa. Finalmente, la presión de la Administración Pública para que se acabase cuanto antes su construcción llevó a Dragados a negociar acuerdos para mejorar las condiciones.

El 8 de noviembre de 1972 se inauguró el Hospital Universitario de Bellvitge, que en aquel momento se llamaba Residencia Príncipes de España, con el objetivo inicial de ser un gran hospital quirúrgico de referencia, aunque con el tiempo fue incorporando nuevas especialidades y fomentando una dinámica de investigación e innovación que le han llevado a ser el centro pionero que es hoy.

Desde su inauguración, el Hospital de Bellvitge no ha parado de crecer, con la llegada de los primeros médicos de MIR en 1975 y su relación directa con la facultad de Medicina de la Universidad de Barcelona a partir de 1980. Además, su espíritu de investigación en el campo de la salud se ha visto reflejado en la creación del Instituto Catalán de Oncología (ICO) en 1995 y del Instituto de Investigación Biomédica de Bellvitge (IDIBELL) en 2004.

Cincuenta años después, el centro es un hospital en red, es decir, lidera la atención sanitaria integral de su área de referencia y además colabora mediante servicios compartidos con otros hospitales del territorio. “Actúa como hospital general básico para una parte de Hospitalet y El Prat, y como hospital de alta complejidad y de referencia para toda el Área Metropolitana de Barcelona Sur y la zona de Tarragona hasta el Ebro. Esto supone una población de 2 millones de habitantes”, explica su gerente, la Dra. Figuerola.

Un complejo que apuesta por la investigación

Aunque comenzó como un hospital de referencia para atender a la cada vez más creciente población de la Ciudad Condal y el Baix Llobregat, en la actualidad se ha convertido en un campus con una vocación de investigación e innovación biosanitaria.

Uno de los primeros actores que encontramos en este conglomerado es la Universidad de Barcelona. A finales de los años 80, al lado del hospital, se creó el Campus de Bellvitge, que en aquel momento incluía la Facultad de Odontología y la Escuela de Enfermería. De esta forma comenzó la relación entre el hospital y la UB, lo que dio pie a la creación de una unidad docente de Medicina. El proyecto de campus culminó en el 2016 con la Facultad de Medicina y Ciencias de la Salud.

El Instituto Catalán de Oncología (ICO) es otro de los agentes relevantes en este complejo sanitario. Nació en 1995 y es un centro complementario al Hospital de Bellvitge en el tratamiento del cáncer. “Los profesionales de ambos hospitales trabajan juntos en las unidades funcionales de atención a los pacientes oncológicos”, apunta la Dra. Figuerola.

El último pilar de este campus sanitario es el Instituto de Investigación Biomédica de Bellvitge (IDIBELL). Se trata de una fundación pública dedicada a la investigación que no solo da servicio al Hospital Universitario y al ICO, sino que sirve de apoyo a otros centros de la zona, como el Hospital de Viladecans y el Moisès Broggi de Sant Joan Despí.

La relación entre estos agentes se está traduciendo en un proyecto futuro muy ambicioso que también cuenta con la colaboración de los ayuntamientos de Hospitalet y de Esplugues: el clúster biosanitario de Bellvitge. Esta iniciativa tiene el objetivo de crear un espacio dedicado a atraer a empresas tecnológicas del sector salud.

La colaboración con el ayuntamiento

La construcción del Hospital de Bellvitge en Hospitalet del Llobregat ha servido, sin duda, para poner a este municipio en el mapa. “Esto supone que nuestra ciudad esté en la vanguardia del ámbito médico y de la investigación”, apunta Jesús Husillos, teniente de alcalde de Equidad, Derechos Sociales y Recursos Humanos del Ayuntamiento de Hospitalet. “Disponer de un hospital así ha permitido que conociesen nuestro municipio personas que de otra forma no hubiesen venido”, señala.

Desde el consistorio saben que apoyar al Hospital de Bellvitge en todo lo que puedan es fundamental para mantener el impulso de esta ciudad. “Entre el hospital, la facultad de Medicina, el ICO y el IDIBELL, cada día trabajan en nuestra localidad más de 1.500 investigadores”, recuerda Jesús Husillos. Así, la principal misión del ayuntamiento en esta relación con el hospital es promocionar la actividad sanitaria y de investigación del campus mediante sesiones de divulgación en diversos espacios de la ciudad o realizando campañas conjuntas de concienciación sobre enfermedades concretas.

Además, el ayuntamiento está trabajando codo con codo con los hospitales de Bellvitge y de Sant Joan de Déu y con el consistorio de Esplugues de Llobregat para hacer realidad el clúster biosanitario. “Es difícil encontrar la suma de todos estos agentes en otro territorio y, por eso, tenemos que aprovechar y dotar al hospital de las condiciones necesarias, poniendo las cosas más fáciles, para que el clúster salga adelante”, apunta el teniente de alcalde. El primer paso del gobierno de Hospitalet pasa por el soterramiento de la parte de la Gran Vía que separa el edificio principal del Hospital de Bellvitge del ICO, lo que mejoraría la conexión entre ambos. “Esto facilitaría la atracción de industrias farmacéuticas e institutos de investigación, que podrían sumarse también a este clúster”, asegura Husillos.

El hospital del futuro

El plan estratégico del centro tiene como objetivo crear una red de trabajo junto con la atención primaria y con otros proveedores de salud del territorio, poniendo al paciente como objetivo principal. Para conseguir esto, el hospital debe apoyarse, según su gerente, en tres pilares fundamentales. El primero de ellos es la apuesta clara por proyectos de acompañamiento a pacientes y de salud digital mediante aplicaciones o sistemas de teleconsulta.

El continuo crecimiento en áreas como la atención a críticos y cirugías de alta complejidad es otro de los puntos fuertes, ya que, gracias a esto, el Hospital de Bellvitge se ha posicionado en 2021 como el número uno de España en trasplantes renales de adultos y el primero de Cataluña en trasplantes cardíacos. A esto, hay que sumar la tercera pata de este plan de futuro: potenciar la innovación y la investigación, de la mano del IDIBELL, el ICO y el resto del clúster biosanitario.

Todo esto, sumado a la excelencia de los profesionales del centro, que ya cuenta con cinco mil sanitarios, y a la mejora del equipamiento del hospital, que de momento ha inaugurado un nuevo edificio técnico quirúrgico con 33 quirófanos, pueden convertir al Hospital Universitario de Bellvitge en un centro de referencia, no solo para los pacientes, sino para empresas del sector que quieran colaborar y entrar a formar parte del clúster. Si ha conseguido todo esto en únicamente 50 años de vida, ¿hasta dónde puede llegar en el futuro?

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios
Portada | | Índice temático | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
Comunicación Metrobcn, S.L. :: Redacció: Raurich, 62 (08830) Sant Boi de Llobregat
Contacto