www.elllobregat.com
La tatuadora oncológica Mireia Ortega expone en Sant Andreu de la Barca
Ampliar

La tatuadora oncológica Mireia Ortega expone en Sant Andreu de la Barca

viernes 18 de octubre de 2019, 19:59h
El Teatro Núria Espert acoge una selección de la obra de esta profesional de una práctica que permite completar el proceso de reconstrucción de un seno tras una mastectomía, con motivo del Día Internacional contra el cáncer de mama.

Con motivo del Día Internacional contra el cáncer de mama, que se celebra el 19 de octubre, el Teatro Núria Espert acoge una exposición de la tatuadora oncológica Mireia Ortega con el nombre 'El arte que sana'. La muestra es una selección del trabajo de esta profesional de un procedimiento no agresivo que permite actuar sobre la piel que rodea el pezón, haciendo servir pigmentos basados en tonos marrones y rojizos que imitan el color de las areolas y buscan un resultado que armonice con la piel de la paciente. El tatuaje oncológico es una práctica que completa el proceso de reconstrucción mamaria tras una la mastectomía, que consiste en la extirpación de un seno para parar el cáncer.

Esta es una de las actividades que prepara el Ayuntamiento de Sant Andreu en el marco del Día Internacional contra el cáncer de mama, bajo el lema de 'Tinc càncer de mama, i ara què' y con la voluntad de dar herramientas a las afectadas para avanzar en su recuperación y poder vivir plenamente con las secuelas de la enfermedad.

Ortega es una profesional que se dedica a la micropigmentación facial, al disimulo de cicatrices corporales y estrías blancas y al tatuaje mamario. Sobre este último, Ortega lleva a cabo tratamientos para disimular las cicatrices, reestructurar la areola que rodea el pezón, reconstruirla para crear un efecto 3D, simetrizar una de ellas tras una mastectomía e incluso tatuaje artístico para disimular las cicatrices más complicadas. Ortega trabaja en diferentes clínicas de España y define la técnica del tatuaje oncológico como "una alternativa muy eficaz" tras una mastectomía que haya provocado la pérdida de la areola o el pezón. Esta profesional recomienda llevar a cabo dicho tratamiento a partir del medio año tras la última operación. "Realizar tatuaje oncológico es unas de las mayores satisfacciones de mi profesión, devolverle la naturalidad a un pecho mastectomizado y conseguir resultados visibles al momento, hace que la persona salga feliz de la consulta y recobre parte de su autoestima al momento", sostiene la tatuadora.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios

Portada | | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
Comunicación Metrobcn, S.L. :: Redacció: Raurich, 62 (08830) Sant Boi de Llobregat
Contacto