www.elllobregat.com
El parque de viviendas metropolitano envejece
Ampliar

El parque de viviendas metropolitano envejece

viernes 06 de diciembre de 2019, 09:00h
El 60% de los ciudadanos de la metrópolis vive en edificaciones con más de 50 años.

La imagen del agujero en la pared del edificio del barrio de La Salud, en Badalona, afectado gravemente por aluminosis ha puesto en alerta a muchos vecinos de la comarca, que han caído en la cuenta de la importancia de la revisión y rehabilitación de los edificios de viviendas. En aquel caso, los inquilinos tuvieron que salir con lo puesto para proceder a su demolición, dejando atrás sus pertenencias y sus recuerdos.

Ya en su día la Agència de l’Habitatge de la Generalitat aseguró que el edificio badalonés no había pasado la Inspección Técnica de Edificios (ITE), obligatoria para todas las construcciones de más de 45 años. Este espacio de tiempo coincide con los bloques que se levantaron al abrigo del ‘boom’ migratorio de los años 60 y 70 del siglo pasado, cuando literalmente se construyeron barrios de nueva planta. Muchos de ellos con materiales baratos y sin las más mínimas garantías, cosa que, medio siglo más tarde, comportan dolores de cabeza a sus inquilinos. De hecho, el 60% de la población metropolitana vive en edificios que tienen más de 50 años. La portavoz del Govern de la Generalitat, Meritxell Budó, anunció a finales de noviembre que el ejecutivo catalán impulsará, a través de la Agència de l’Habitatge, la financiación de las obras de rehabilitación que hagan las comunidades de propietarios.

En la comarca encontramos el caso de los Bloques de la Florida, en L’Hospitalet, y el eterno debate sobre si hay que derribarlos o rehabilitarlos. En 2017, el consistorio puso en marcha un plan integral con la idea de rehabilitar ya no solo las edificiaciones, que presentan carencias estructurales, sino también el entorno, a través de actuaciones que promuevan e impulsen el tejido social. En 2008 el Ayuntamiento se planteó la posibilidad de derrocar los bloques. Por aquel entonces, la primera teniente de alcalde Núria Marín -antes de substituir en el cargo al alcalde Celestino Corbacho- detalló que la sustitución de los edificios se haría “de forma gradual” y que los vecinos serían “reubicados en el mismo barrio”. Finalmente, aquel plan quedó en un cajón.

A principios de noviembre el Consejo Asesor de Infraestructuras de Cataluña publicó un informe acerca de la rehabilitación del parque de viviendas, en el que exigía que se equiparara al nivel de nuestros países vecinos. En concreto, en España el estoc de viviendas sometidas a una rehabilitación es inferior al 1%, cuando en Francia o Alemania esta cifra es del 1,5%. Por otro lado, la inversión pública en vivienda y servicios comunitarios bajó entre 2007 y 2017, de 4.800 millones de euros a 986, o lo que es lo mismo, del 0,4% del PIB al 0,1%, una drástica reducción que limita la eficacia de las políticas públicas de rehabilitación de viviendas.

Los datos disponibles ponen de manifiesto la necesidad de acometer reformas en el parque de viviendas. Y es que la falta de accesibilidad afecta al 16% del parque catalán, mientras que el 8% cuenta con carencias relacionadas con el estado de conservación. Y por no hablar de la baja eficiencia energética, que contribuye a malgastar energía. A nivel metropolitano, según datos de 2011 el 10% de las viviendas no llegaba a los mínimos de conservación aceptables, ya fuere por su estado ruinoso -el 2%- o bien por deficiencias varias -el 9%-.

Uno de los objetivos del PDU metropolitano
El Plan Director Urbanístico (PDU) metropolitano, que está en su fase de participación ciudadana, contempla entre sus objetivos avanzar en la rehabilitación de viviendas en el área metropolitana. Lo hace ante la constatación de que se ha priorizado la obra nueva y desatendido la rehabilitación. “Es extremadamente relevante hacer frente al envejecimiento gradual del parque de viviendas, con las consecuencias de confort y de carácter ambiental que se dereiven”, aseguran los técnicos del Área Metropolitana de Barcelona (AMB) en la memoria de avance del PDU metropolitano.

El ente metropolitano pone especial atención en la rehabilitación desde el punto de vista del comportamiento energético de los edificios, “que más allá de la ineficiencia de las construcciones y el despilfarro energético, genera problemas graves de confort y de salud”, alertan en la memoria del PDU metropolitano.

PIEL’H: optimizar la vivienda
En L’Hospitalet precisamente han puesto en marcha un proyecto que pretende recoger información de edificios tanto privados como públicos de la ciudad a través de sensores. Con la información obtenida, relativa al funcionamiento de suministros, custiones energéticas y parámetros de contaminación, se pretende optimizar su funcionamiento y mejorar su gestión.

El objetivo es poner en marcha acciones que mejoren la calidad de vida de los vecinos y vecinas desde diversos puntos de vista. Los datos se centralizarán en una plataforma única que está impantando la Diputació y que dará servicio también al Ayuntamiento de Terrassa. Esta convocatoria se enmarca en el Plan nacional de territorios inteligentes, que incluye medidas dirigidas al tratamiento de edificios como “objetos internos” dentro de la ciudad inteligente.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios

Portada | | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
Comunicación Metrobcn, S.L. :: Redacció: Raurich, 62 (08830) Sant Boi de Llobregat
Contacto