www.elllobregat.com
Nueva C-245: un cambio de cara pensado para la sostenibilidad y la calidad de vida
Ampliar

Nueva C-245: un cambio de cara pensado para la sostenibilidad y la calidad de vida

viernes 02 de octubre de 2020, 09:00h
La vieja comarcal de Santa Creu de Calafell dejará de ser un vial pensado para los coches para convertirse en un eje donde manden peatones y ciclistas. Las actuales líneas de bus interurbano que conectan Castelldefels,Gavà, Viladecans, Sant Boi y Cornellà se convertirán en una única.

Como asegura el alcalde de Viladecans, Carles Ruiz, “habrá un antes y un después” en su ciudad pero también en Gavà, Castelldefels, Sant Boi y Cornellà cuando finalicen las obras de reforma de la comarcal C-245 que acaban de empezar y la vieja carretera se quite de encima el pesado lastre de ser una vía interurbana ruidosa y con un intenso tráfico y se transforme en una avenida de 13 kilómetros pensada para los peatones, los ciclistas y el transporte público.

Habrá un antes y un después porque la conectividad entre los municipios mejorará ostensiblemente –se ganará una línea de autobús interurbano que circulará por un carril segregado y que sustituirá al trabalenguas de líneas existentes actualmente-, se ganará en sostenibilidad (menos tráfico es sinónimo de menos contaminación) y los paseantes y las bicicletas ocuparán un espacio con todas las garantías que hasta ahora les estaba vetado. “La nueva comarcal hay que entenderla como una conexión sobre todo cívica”, escribe Ruiz.

En la mayoría de los municipios que atraviesa, la C-245 también dejará de ser una barrera que los parte en dos y serán un punto de encuentro, más pronto que tarde, acotado solo a los vehículos de carga y descarga (en las horas que se establezcan para tal fin) y a los vehículos privados de los vecinos. “El tráfico de paso ya no tiene sentido que discurra por mitad de las ciudades, hay alternativas, y cuando mejore la actual oferta de transporte público todavía habrá más”, reconoce el alcalde de Viladecans.

Hub intermodal

Las obras de la carretera (que llegan con tres años de retraso) también permitirán a los municipios desarrollar urbanísticamente los barrios del entorno. Es el caso por ejemplo del barrio del Segle XXI en Viladecans o del de Ponent en Gavà, por citar dos ejemplos. Cuando eso ocurra la C-245 tendrá más el aspecto de una rambla que de una carretera.

El teniente de alcalde de Ciutat Sostenible i Saludable de Sant Boi, José Ángel Carcelén, destaca que la nueva -245 permitirá que desde las localidades del Delta “se pueda ir en bicicleta sin riesgos” hasta el hub intermodal de conexiones de transporte de Cornellà, donde coinciden metro, tren y tranvía. “las obras de la C-245 van a suponer una mejora estratégica en los modelos de futuro de todas las ciudades del Delta, por eso hay que darle la importancia que tiene al esfuerzo que han hecho la Generalitat de Catalunya, el Área Metropolitana de Barcelona(AMB) y los municipios”, recalca Carcelén. “Los ciudadanos van a gana en calidad de vida”, añade.

20.000 coches al día

La nueva comarcal (que actualmente es utilizada por 20.000 vehículos diarios y atraviesa un territorio en el que viven 350.000 personas) tiene un presupuesto de 39 millones de euros, de los que 10 son aportados por la Generalitat y el resto por el AMB, que avanza el dinero proporcional que le toca a cada uno de los municipios pero que deberán devolvérselo.

Se prevé que las obras de reforma del vial se prolonguen por espacio de 24 meses (por lo que podría estar lista a finales de verano del año 2022). La clave del proyecto es también la implantación de una nueva línea de autobús articulado de alta capacidad que dispondrá de su propio carril segregado. Se calcula que el nuevo servicio será utilizado por unos 35.000 pasajeros diarios, lo que supone un buen mordisco al transporte privado.

291 toneladas de CO2 menos

Cuando la línea de autobús y la peatonalización sean una realidad y se alcance lo que los técnicos denominan “la eficiencia energética”, se calcula que el trasvase de usuarios del coche particular al transporte público permitirá dejar de emitir a la atmósfera 291 toneladas de CO2 al año.

La alcaldesa de Gavà, Raquel Sánchez, también considera que el nuevo look de la C-245 “va a suponer un cambio en favor de la movilidad sostenible y la calidad urbana”. Sánchez ha matizado que, además, la nueva C-245 va a hacer realidad “una larga reivindicación: pacificar la carretera, integrarla mejor en la ciudad, convertirla en una vía más amable y segura, más fluida y menos contaminante”.
Sánchez sostiene que la todavía vigente crisis por la pandemia del coronavirus ha puesto de manifiesto que las ciudades “deben ser pensadas, planificadas y construidas como espacios equilibrados y saludables”, algo de lo que la reforma de la C-245 es un valiosísimo ejemplo.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+

0 comentarios

Portada | | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
Comunicación Metrobcn, S.L. :: Redacció: Raurich, 62 (08830) Sant Boi de Llobregat
Contacto