www.elllobregat.com

ENTREVISTA A JOAN RODRÍGUEZ AYMA

“El gran objetivo es que Viladecans sea una de las capitales europeas del béisbol”
Ampliar

“El gran objetivo es que Viladecans sea una de las capitales europeas del béisbol”

viernes 02 de octubre de 2020, 09:00h
“El Viladecans tiene que ser como el Barça o el Real Madrid en el mundo del fútbol: con voz y criterio tanto en la federación como en la liga”. “Mi sueño es que el club sea uno de los primeros que firme un contrato con un gran equipo de Estados Unidos”

Joan Rodríguez Ayma es desde hace tres años el presidente del Club Béisbol Viladecans. Nacido en El Prat hace 32 años se aficionó al deporte del bate por unos dibujos animados y, empujado por la euforia olímpica de Barcelona’92, empezó a practicarlo con solo 5 años Antes de acceder a la presidencia del histórico club viladecanense ha sido jugador de campo del propio club y de otros grandes de la liga nacional de béisbol como el Sant Boi, L’Hospitalet o el antiguo Barça. Su objetivo al frente del club, que acaba de cumplir su 75 aniversario este 2020, es llevarlo a lo más alto posible.Siempre que se consigan los imprescindibles apoyos que hacen falta.

Con 75 años a las espaldas y en plena pandemia de covid-19 ¿goza de buena salud el Club Béisbol Viladecans?
Seguimos batallando. Hemos sufrido un parón a nivel nacional y hemos estado tres meses sin pasar cuotas a los socios. Y eso se nota, porque el 50% del presupuesto del club se cubre con las cuotas. Hemos sufrido, pero aquí estamos: aguantando, y listos para disputar la liga nacional si la pandemia no lo impide.

El coronavirus se ha convertido en el rival a batir…
El problema más bien es la incertidumbre. Hay varios equipos que ya han caído. Y solo se puede esperar.

¿No se han tomado medidas? ¿No ha habido previsión?
Desde el club nos hemos sido bastante duros con las decisiones que ha ido tomando la federación española (RFEBS), porque creemos que desde que nos reunimos en abril se ha ido improvisando.

¿El Béisbol Viladecans tenía algún plan B en mente?’
Sí. Hubiéramos preferido que se hubieran diseñado varios planes de contingencia. Pero nuestra apuesta fue que la liga nacional se hubiera celebrado durante el mes de agosto, por concentración, como ha hecho la ACB de baloncesto. Barcelona hubiera sido la sede perfecta para celebrar una competición ‘burbuja’ porque aquí hay tres campos de béisbol y de softbol, que cumplían los protocolos. Pero no lo conseguimos.

¿Se puede retomar este proyecto?
Ahora es muy complicado, Se propuso en mayo para que los jugadores y técnicos, que en su mayoría trabajan, pudieran administrare sus vacaciones y adaptarlas al formato de la liga. Pero si ahora se organizara algo así, habría muchas bajas y la calidad del espectáculo también bajaría y nuestro público nos exige un nivel.

Que no se aceptara esta propuesta, ¿ha dañado las relaciones con la RFEBS?
Se nos ha acusado de no querer jugar la liga nacional, pero lo único que hemos hecho ha sido primar la salud de los jugadores.

No es buen momento para estar a malas con la federación, porque hay elecciones a la vista. ¿Para cuándo?
Se han hizo aplazando por culpa del covid-19 pero como muy tarde se tienen que celebrar a principios de 2021. El actual presidente se retira.

¿Y hay aspirantes a sucederlo?
Hasta ahora hay dos precandidatos que han hecho públicas sus intenciones de presentarse: Jesús Lizarre, exjugador nacional de la selección de los Juegos Olímpicos, y Jordi Vallès, actual presidente de la Federació Catalana de Bèisbol.

¿Algún favorito?
Mi favorito es Jordi Vallès, por su experiencia y porque conoce el béisbol nacional e internacional. Lleva más de cinco años en el cargo y ha sido trabajador de la RFEBS.

¿Es el favorito de la mayoría de clubes?
No. Hay bastante división, Hay una parte de los clubs que no quieren a Vallès porque dicen que es independentista. Pero su fuera independentista no aspiraría a ser presidente de una federación española. Yo no le quito méritos a Jesús, porque los tiene, pero necesita tener más currículum. Yo lo veo como un buen presidente de futuro pero no a corto plazo. Le faltan los contactos y un equipo que se pueda poner a pilotar la federación desde el primer día.

Algo que el otro candidato sí tiene…
Jordi tiene los contactos nacionales e internacionales que se necesitan ahora mismo. Por eso es el candidato idóneo. Solo hay que ver los resultados de España en el último mundial, en el que se ha hecho muy buen papel: los técnicos y siete y ocho jugadores eran catalanes.

Entonces, ¿hay sintonía entre las federaciones catalana y española?
No demasiada. Las relaciones no han sido muy fluidas. Ha faltado feeling.

Sí al final el elegido es Jordi Vallès tendrá que haber cambios en la federación catalana. ¿Qué pasará si esto ocurre?
No lo sabemos. Si sale elegido, Jordi Vallès tendrá que reunir a los clubs, hacer una propuesta y entre todos decidir si la aceptamos o no.

Si sale elegido Vallès. ¿usted formaría parte de su equipo directivo?
Circula el rumor de que yo sería vicepresidente de la RFEBS si ganara Jordi, pero no es cierto. Trabajamos de forma completamente independiente. Un club como el Viladecans, con 75 años de historia, no puede estar ligado a una directiva de la federación o a otra.

Pero con tanta historia, se tiene que hacer valer.
Eso sí. El Viladecans tiene que ser en el mundo del béisbol como el Barça o el Real Madrid en el fútbol: ha de tener voz y criterio propio tanto en la federación como en la liga.

¿Solo por su historia?
Por su historia y por su presente. La pasada temporada el Viladecans fue el club de España y de Cataluña con más licencias de jugadores (220), técnicos (20), directivos (3)y delegados (10): más de 250, cuando en todo el Estado hay 4.500 licencias. Eso significa que tenemos un peso importante. Sin olvidar los 75 años de historia.

¿Y que pasa con la celebración del 75 aniversario?
Que no va a ser posible. Tendría que haberse celebrado a principios de septiembre coincidiendo con la Festa Major de Viladecans pero debido al covid-19 no ha podido ser. Teníamos programada una macro-fiesta a la que habíamos invitado a todas las generaciones del club, y eso es completamente incompatible con las medidas de seguridad que restringen las reuniones a un máximo de 10 personas. Se pospone hasta el año que viene. En el 2021, celebraremos el 75+1 aniversario.

¿Qué es lo que más destacaría de su gestión al frente del club?
Que se ha podido paliar prácticamente el déficit que había en las cuentas como consecuencia del flujo de tesorería, ya que las subvenciones llegan a mitad de año y la mayor parte del gasto es a principio de temporada. Si se cumplen las previsiones, el próximo año la rueda del déficit estará a cero y se podrán afrontar los presupuestos de cada temporada con normalidad.

¿Ha sido difícil corregir este desajuste?
Han tenido que tomarme decisiones duras como subir las cuotas en todas las categorías y aplicar una política de austeridad con el material. Pero gracias al sacrificio, la próxima temporada las cuentas estarán totalmente saneadas.

¿Era uno de los objetivos que se marcó como presidente?
Sí. La prioridad era poner el proyecto al día. A partir de ahora, en el último año del mandato, nos hemos de plantear qué queremos ser cuando seamos mayores.

¿Qué quiere ser el Béisbol Viladecans de mayor?
El gran objetivo es que Viladecans sea una de las capitales europeas del béisbol.

Y eso ¿cómo se consigue?
Mi sueño es que el Club Béisbol Viladecans sea uno de los primeros que firme un contrato con un gran equipo de Estados Unidos, bien sea para abrir una academia, para lucir su logotipo o su nombre o para recibir una subvención. Los clubs americanos prefieren colaborar con una club existente que destaque que crear uno nuevo. Y eso solo se consigue haciendo las cosas muy bien, creciendo, haciéndose más grande.

¿Y por qué se iban a fijar los americanos en el Viladecans?
Los americanos han puesto sus ojos en la liga nacional española, por el buen clima, por los excelentes campos de juego y porque es la puerta de entrada desde Latinoamérica en Europa. Y han visto que en España no se hacen las cosas mal, que hay calidad. Hemos quedado séptimos en el mundial plantando cara a dos grandes potencias como los mismísimos Estados Unidos o Japón. Y eso no está nada mal con tan solo 4.500 licencias. Dos de nuestros chicos del Viladecans acaban de firmar por equipos americanos. En cuanto un jugador destaca se marcha becado a Estados Unidos o a Italia. Es un principio.

¿Qué más hace falta para que un proyecto así cuaje?
Apoyo. A los americanos les gusta lo que ven, pero se echan atrás cuando descubren que van a tener que hacerlo todo ellos solos. Necesitan que se apuesta por sus proyectos.

¿Más implicación del Ayuntamiento de Viladecans?
Sí. Necesitamos más apoyo, pero no solo económico porque entendemos que es complicado destinar más recursos en tiempos de crisis. Pero sí que pedimos más flexibilidad, que se nos permita hacer más cosas en el campo, que es de gestión municipal. Aunque la relación con el ayuntamiento es bastante buena, el club ha pasado de 150 a 250 licencias y cada vez viene más gente en el campo. Otra vez hay interés por el béisbol en la ciudad. Por eso es imprescindible que se cubran las necesidades del club.

El año que viene también hay elecciones en el Club Béisbol Viladecans, ¿se presentará a la reelección?
Tengo un dilema. El coste personal de la presidencia es muy alto, exige esfuerzo, sacrificio y tu vida social lo acaba pagando, Para seguir otros cuatro años necesito un proyecto con un objetivo ambicioso, que no sea para seguir donde estamos si no para ir más allá. No soy nada conformista. Pero ahora mismo, estoy más en el no que en el sí. No engaño a nadie. Para continuar no solo necesito que la gente del club me quiera, sino que el ayuntamiento también nos apoye, que las instituciones estén al 100% con el club y también crean en los proyectos de futuro.

¿Su futuro esta entonces en ser el presidente de la federación catalana si Jordi Vallès da el salto a la española?
Ahora mismo no. Para que las cosas funcionen bien en la federación catalana como han funcionado hasta ahora hay que dedicarle el 100% del tiempo y a día de hoy para mí eso no es viable. Soy realista.

¿Tiene algún otro gran objetivo por cumplir?
Me gustaría que todos los que amamos y sentimos el béisbol nos pusiéramos a trabajar para crear una red de clubs, de colaboradores que nutrieran el deporte de base de nuevos jugadores, que fueran de escuela en escuela captando talento.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+

0 comentarios

Portada | | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
Comunicación Metrobcn, S.L. :: Redacció: Raurich, 62 (08830) Sant Boi de Llobregat
Contacto