www.elllobregat.com
Y al final de la Rambla me encontré...
Ampliar

Y al final de la Rambla me encontré...

viernes 07 de mayo de 2021, 08:00h
Viladecans activa 'Ramblegem' un innovador proceso participativo que definirá como debe ser la transformación de la Rambla Modolell. Las ideas y propuestas de los vecinos que partricipan en los talleres sentarán las bases de la futura operación urbanística

Aunque ha perdido relevancia y parte de su antiguo esplendor desde que ya no es el único eje de centralidad de Viladecans, la Rambla Modolell sigue siendo un lugar emblemático para los ciudadanos y un espacio al que hay que cuidar con especial mimo para frenar que siga languideciendo, a la sombra de otros enclaves del municipio como el Torrent Ballester, y cobre nuevos bríos. Y como la decadencia está prohibida, ha llegado la hora de transformar la rambla de forma integral: el concepto, su urbanización, la actividad económica, sus usos... Pero no de cualquier manera, a base de parches, si no de una tacada y al gusto del mayor número posible de vecinos, un reto tan ambicioso como complejo. Con estas premisas, el Ayuntamiento de Viladecans acaba de poner en marcha Ramblegem, un innovador proceso participativo del que va emerger el diseño de la transformación del popular vial.

Parafraseando la letra de la popular canción de Radio Futura, La negra flor, “al final de la Rambla (Modolell)” los ciudadanos de Viladecans “se van a encontrar con Ramblegem”, una encrucijada en el que coinciden los aficionados y usuarios de la céntrica avenida de todas las edades (vecinos, viandantes, comerciantes, restauradores...) y los técnicos municipales, arquitectos y dinamizadores que hacen de nexo y los tutelan entorno a una serie de talleres y pruebas piloto sobre el terreno (programadas los sábados) donde se debaten las soluciones y las mejoras.

“Se trata de que los vecinos den su opinión y dialoguen y que entre todos se dé forma a una rambla más justa, inclusiva, saludable y sostenible”, explica el teniente de alcalde de Planificación Territorial de Viladecans, Richard Calle (PSC) “Entre todos los participantes se definirán las estrategias arquitectónicas, comunitarias y económicas del proyecto final”, puntualiza el edil socialista.

El trabajo de campo para definir el futuro proyecto ejecutivo de la reforma de la Rambla Modolell se prolongará hasta después de la Fira de Sant Isidre y está dividido en tres ejes fundamentales que se reflejarán en la actuación urbanística definitiva: atención comunitaria, promoción económica (un aspecto “en el que el sector de la restauración tiene mucho que decir”, apunta Calle) y confortabilidad, sin perder de vista que la renovada avenida tiene que dotarse “de una imagen atractiva y agradable”.

Los primeros talleres, muy concurridos pese a las estrictas restricciones por el covid-19, ya han empezado a fructificar con numerosas propuestas de todo tipo “muy interesantes”, como reconoce Richard Calle, Los ‘ramblistas’ sugieren que se impulsen iniciativas que van desde limitar la circulación de vehículos, pacificar el tráfico o buscar alternativas para el aparcamiento, a definir zonas y espacios abiertos a la acción comunitaria que los más jóvenes puedan hacer propios (una de las asignaturas pendientes) o aprovechar los locales vacíos de ambos lados de la rambla y adecuarlos con fines sociales.

A finales de este mes se celebrará la sesión de cierre del Ramblegem que recopilará todas las aportaciones ciudadanas, en base a las que se elaborará un documento de síntesis que servirá de punto de partida para la reforma. Con todo el material recopilado, los técnicos esbozarán un primer avance oficial de la transformación de la Rambla Modolell que se presentará en sociedad y que cristalizará como un embrionario anteproyecto que dibuje sobre un plano las aportaciones que se acaben llevando el gato al agua.

Si se cumple el calendario previsto, el anteproyecto definitivo estará listo entre abril y mayo de 2022 y a partir de entonces arrancará el proceso administrativo que culminará con la aprobación definitiva del proyecto y la ejecución de las obras, dos acontecimientos para los que todavía no hay fecha.

Para agilizar la recogida de ideas sobre el futuro de la Rambla Modolell, cada taller participativo versa sobre una temática concreta que se plasmará en el anteproyecto: los paseos, la diagnosis del vial y su entorno y la detección de obstáculos, los posibles usos, construir jugando con niños, la búsqueda de espacios en encuentro y convivencia, vermutear y un sugerente viaje en el tiempo para proyectar la rambla del futuro.

La posibilidad de poner un granito de arena en el proyecto de reforma integral de la Rambla Modolell ha sido muy bien acogida por los viladecanenses, tanto por los que se apuntan con cita previa a los talleres como por quienes se acercan a curiosear y acaban apuntándose con entusiasmo a la siguiente visita. “La rambla es un proyecto de ciudad, porque la acaban utilizando en un momento u otro todos los ciudadanos. Por eso vale la pena hacer un esfuerzo y participar de su futuro”, arenga Richard Calle. III

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios

Portada | | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
Comunicación Metrobcn, S.L. :: Redacció: Raurich, 62 (08830) Sant Boi de Llobregat
Contacto