www.elllobregat.com
A la izquierda, Colau con los líderes de ERC y PSC tras firmar el pacto que ha gobernado el área metropolitana de Barcelona desde 2014. A la derecha, Ángel Simón, presidente ejecutivo del grupo Agbar (Aguas de Barcelona).
Ampliar
A la izquierda, Colau con los líderes de ERC y PSC tras firmar el pacto que ha gobernado el área metropolitana de Barcelona desde 2014. A la derecha, Ángel Simón, presidente ejecutivo del grupo Agbar (Aguas de Barcelona).

La batalla por la municipalización de servicios se recrudece en 2019

El Área Metropolitana de Barcelona (AMB) impone una rebaja del precio del recibo del agua del 2,4. Castelldefels y El Prat impulsan con otras 12 ciudades el Centro de Recursos para la remunicipalización de servicios públicos.

El año 2019 no podía empezar peor para Aigües de Barcelona (Agar), empresa concesionaria del abastecimiento del líquido elemento en el Área Metropolitana barcelonesa (AMB). Después del varapalo judicial que anula la empresa mixta creada en 2012, la institución supramunicipal titular del servicio, la AMB, ha rebajado el precio de los recibos mientras su presidenta, la alcaldesa Ada Colau, sigue empecinada, junto a ICV, en la municipalización del servicio. Un objetivo en el que le siguen en nuestro territorio los ayuntamientos de Castelldefels y El Prat.

La empresa mixta Aigues de Barcelona está controlada en un 85% por capital privado y el 15% por la institución supramunicipal Àrea Metropolitana de Barcelona (AMB), que es la que fija los precios. La tarifa ha aumentado en los diez últimos años más del 85%, es decir, casi el doble. Estos precios no son considerados justos por el gobierno metropolitano, encabezado por la alcaldesa Ada Colau y sostenido por un con PSC, ICV y ERC.

Por eso, desde el mes de septiembre se aplicará una rebaja del 2,4%, que supondrá un ahorro anual de diez euros anuales por cada hogar. Una cantidad que multiplicada por los 3 millones de usuarios del área metropolitana supone una elevada cantidad. El ahorro se consigue tras reducir los costes financieros, rebajar el canon concesional 5 millones de euros y eliminar de la factura los gastos por conducciones de salmueras.

La aprobación de la AMB es totalmente contraria a la que hizo Aigues de Barcelona, que pretendía subir el recibo del agua un 1,6%. La AMB, titular del servicio del agua, reivindica así que la competencia de la aprobación de las tarifas sea del plenario de la AMB, integrado por los alcaldes y concejales de los 36 municipios del área metropolitana barcelonesa.

A pesar de la oposición de Aigues de Barcelona, la AMB todavía cree que hay más margen para rebajar el precio del agua este 2019 todavía más.

Frente municipalizador

En ese contexto, los ayuntamientos de Castelldefels y El Prat de Llobregat han impulsado junto a otros 12 municipios (Barcelona, ​​Montornés del Vallés, Sabadell, Tarragona, Cádiz, Córdoba, A Coruña, Madrid, Santiago de Compostela, Terrassa, Valencia y Zaragoza) la creación del Centro de recursos para la remunicipalización de servicios públicos locales.

Este centro, gestionado por la Fundación Pi Sunyer de Estudios Autonómicos y Locales, nace como un espacio dedicado a recoger y sistematizar herramientas útiles a los municipios que ha decidido remunicipalizar un servicio o que lo están considerando. La experiencia de

Para facilitar estas herramientas el Centro de Recursos para la remunicipalización ha creado un espacio web y una intranet en la que los interesados ​​en la remunicipalización, ya sea desde las administraciones o de otras instituciones como universidades, sindicatos, partidos políticos o medios de comunicación, podrán compartir experiencias, consultar documentos técnicos y académicos sobre la materia y formular demandas a los responsables del Centro para profundizar en aquellos aspectos que consideren más importantes.

Los municipios que impulsan el Centro de Recursos para la remunicipalización emplazan a celebrar unas jornadas el primer trimestre de 2019 para compartir el diagnóstico sobre el estado y las dificultades que encuentran las políticas de remunicipalización.

En Terrassa ya han municipalizado

Desde el mes de diciembre de 2018, la gestión del agua en Terrassa es responsabilidad del Ayuntamiento. La empresa pública Taigua asumió el control del servicio, después de 77 años en manos de Mina de Terrassa, empresa participada en un 37% por el grupo Aigües de Barcelona. Se trata del mayor Ayuntamiento de Cataluña que asume la gestión pública del suministro del agua, y su alcalde socialista asegura que ha querido hacer un traspaso ordenado y tranquilo, de manera que no se note en el recibo.

El gobierno municipal de Terrassa, del PSC, hacía varios años que buscaba quedarse con el servicio aprovechando que el 9 de diciembre de 2016 finalizaba la concesión, que gestionaba Mina desde hacía 75 años. Pero la complejidad del cambio y los recursos interpuestos por la empresa lo han demorado dos años. Y todavía siguen en los tribunales.

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ha anulado el acuerdo de 6 de noviembre de 2012 del Consejo Metropolitano de la AMB presidida entonces por el alcalde Xavier Trias y con la vicepresidencia ejecutiva ostentada por Antonio Balmón, alcalde socialista de Cornellà, que mantiene el cargo en un nuevo pacto metropolitano con los Comunes, ICV y ERC. La anulación del TSJC invalida la sociedad de capital social misto Aïgues de Barcelona, Empresa Metropolitana de Gestión del Ciclo Integral del Agua, SA (EBEMGCIA), un acuerdo que supuso hace seis años ser la primera concesión que se otorgaba sobre el abastecimiento de agua domiciliaria en las poblaciones del área metropolitana de Barcelona. La polémica suma y sigue en los tribunales, mientras este 2019 alcanzará el debate electoral en las municipales de mayo.

Portada | | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
Comunicación Metrobcn, S.L. :: Redacció: Raurich, 62 (08830) Sant Boi de Llobregat
Contacto